#navbar-iframe { opacity:0.0; filter:alpha(Opacity=0) } #navbar-iframe:hover { opacity:1.0; filter:alpha(Opacity=100,FinishedOpacity=100) }

EL GRAN MUNDO DE LOS ANIMALES

Todo sobre los animales en general. Defendamos sus derechos, ellos q nos dan tanto a cambio de tan poco ....

Educar al gato (Básico)


Los gatos se comunican en gran parte mediante el olfato. Pero la comunicación entre el gato y las personas es muy distinta, porque la información fluye solamente en un sentido. Nuestro olfato, como mucho, detectará un “mal olor” (principalmente orina y excrementos) pero no será capaz de entrar en detalle, mientras que cuando el gato olfatea y saluda a su amo es capaz de enterarse de todo lo que ha hecho.

Para lograr una buena convivencia es necesario que todo el mundo conozca las reglas del juego y se atenga a ellas. Y en la relación entre una persona y su gato, es la primera la que ha de marcar las reglas. Pero es perfectamente posible lograrlo y evitar que el gato haga siempre lo que le plazca.Por suerte, los gatos son muy adaptables y tienen una gran capacidad de aprendizaje. 

Para obtener buenos resultados con un animal tan independiente como el gato el trato hacia el deberá ser con mucha sutileza.



 
Estas son algunas de las reglas elementales muy sencillas:
  • Reaccionar siempre del mismo modo. Si riñe al gato de formas muy distintas como “¡No!”, “¡Fuera!”, “¡Déjalo!”, “¡Maldito gato!”, etc., lo único que conseguirá es desorientarlo por completo. Emplee siempre la misma expresión, como por ejemplo “¡No!” y su gato enseguida sabrá a qué atenerse.
  • Reacción inmediata. El gato solamente relaciona una mala experiencia con algo que ha hecho en ese preciso instante. Si le riñe media hora después de haberle robado una salchicha, cuando está haciendo tranquilamente la digestión acostado en su cesta, él solamente relacionará su enfado con el hecho de estar en su cesta, y eso le irritará bastante. Si usted descubre alguna travesura demasiado tarde, deberá esperar a la próxima para enseñarle que eso no se debe hacer e ignoraremos el comportamiento sin darle importancia.
  • Premiarlo cuando se porta bien. Los gatos no hacen nada por pura generosidad o para complacer a su dueño, lo único que les estimula es la recompensa. Y ésta no tiene por qué ser siempre algo comestible, también le encanta que lo acaricien o que jueguen un rato con él.
Hay que ser consciente y riguroso. Lo más importante a la hora de educar al gato es ser consecuente con las reglas ya establecidas y no desviarse nunca de ellas. Por ejemplo, ningún gato comprenderá que, si tiene absolutamente prohibido subirse a las camas, hoy pueda hacer una excepción porqué su dueño está enfermo y tiene ganas de acariciarlo. Bastará con que haga solamente una vez una excepción, para que su gato lo interprete como que de nuevo puedo subirse en cualquier mesa cuando el quiera.


Los castigos son un punto muy delicado en la educación de un gato. Por una parte, porque es difícil saber que el animal realmente se da cuenta de cuál es el motivo por el que se le castiga. Y por otra, porque el gato puede reaccionar mostrándose cada vez más desconfiado hacia usted, especialmente si los castigos son frecuentes.

Por lo tanto, lo mejor es no llegar nunca a las manos. Es preferible asustarlo con un grito o palmeando con las manos en el momento en que lo encontremos haciendo algo mal. También puede ser eficaz asustarlo con el chorrito de una pistola de agua. Lo ideal sería que el gato no relacionase el castigo directamente con usted, sino con el lugar que le está prohibido y con el agua que no sabe de donde le viene llega a entender que lo que está haciendo siempre tiene malas consecuencias para el, asi que dejará de hacerlo.








http://www.mundoanimalia.com/articulo/Como_educar_gatos_facilmente

1 comentarios:

Buena introducción a la educación felina, como todo lo que publicas, tu trabajo es esquisito, gracias por tu entrega. P.P bichos

 

Publicar un comentario

MI PLANETA (NOTICIAS)

Se ha producido un error en este gadget.